El origen de las armas de aire comprimido

Si tiramos de historia, las armas de aire se remontan a cientos de años atrás, ubicándose incluso en milenios contemplando la cerbatana como la primera arma que utilizo la fuerza del aire para impulsar un proyectil.

Se convertía así la cerbatana en antecesora de las posteriores armas de aire pero con el sistema similar: la potencia que ofrece el aire impulsado.

Aunque no existe unanimidad, podemos situar el origen de los rifles y pistolas de aire en los siglos XV y XVI. La escasez de los restos materiales condicionó la historia de estas armas si bien es en el año 1580 cuando se marca un punto de inflexión en la historia de las armas de aire comprimido, ya que a esta fecha pertenece el arma de aire más antigua que se conserva.

Hablamos de una carabina de muelle, también llamada de pistón, que permite comprimir el aire existente dentro del cilindro del arma que impulsa el balín que saldrá disparado.

En Armerías Climent disponemos de una amplia gama de carabinas de aire comprimido, por lo que estamos a tu disposición ante cualquier duda o consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>