Cómo se fabrica y de qué está compuesto un chaleco antibalas

Los chalecos antibalas son una de las medidas de protección más habituales de nuestros tiempos. Como antaño las armaduras ocupan un espacio principal en la iconografía y defensa, en la actualidad lo único que puede separar nuestro cuerpo de un disparo directo es un chaleco. Pero ¿cómo se fabrica y de qué está compuesto un chaleco antibalas para poder resistir la potencia y la velocidad de una bala en nuestro torso? Desde Armería Climent queremos acercarte en el proceso de creación y la composición de esta prenda de defensa que puede salvar más de una vida.

En primer lugar, es importante entender que los principales componentes de un chaleco antibalas suelen ser el Kevlar, que es un polímero o plástico, más resistente que el acero y que además ofrece mucha elasticidad, siendo resistente y ligero. Existen otros materiales más resistentes, como el Spectra, unas 10 veces más fuerte que el acero, o las Placas de Carburo de Boro, casi tan resistente como el diamante, aunque en ambos casos menos flexibles que el Kevlar, razón por la que se suelen trabajar y mezclar con este para ofrecer un resultado mejor. Tal es el caso de la cerámica, que ofrece mucha resistencia, pero colocada únicamente en el chaleco, al recibir el impacto de la bala a 800 m/s destrozaría el chaleco y lo atravesaría con total seguridad. Por ello, en los chalecos se establecen varias capas e incluso mezclas.

En el caso de las capas podríamos encontrarnos en un chaleco antibalas de nivel IV serían: Kevlar como material duro y resistente que reciba el impacto, cerámica como material que aporta resistencia, pero se romperá si recibe por sí mismo el impacto y almohadilla, que actúa como absorbente de la energía y está realizado por polietileno. Por ello, con este chaleco se realiza una mezcla junto a carburo de boro, calentado a 2300ºC, lo que nos permite obtener unas capas que al unirlas con el Kevlar evitaremos que se rompan ante el impacto de una bala. Una vez realizada la mezcla, será necesario eliminar las partículas de aire, mejorar el señado y añadir una almohadilla que absorba la energía del proyectil, y que será bastante ligera, debido a la pesadez del resto de materiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>