Aumenta el cuidado de tu perro en verano (II)

Si precisamente en el anterior artículo hablábamos de que el calor es el peor enemigo de nuestro perro, todos los veranos vemos casos de perros que fallecen por este motivo.

Si esto ocurre es principalmente por dos motivos. Uno de ellos hace referencia a cuando un animal esta expuesto al sol en un espacio muy reducido sin ventilación, por ejemplo, cuando el coche se queda a pleno sol con el perro dentro o cuando se le somete a mucho ejercicio en días de altas temperaturas.

En estos casos, los mecanismos que el perro tiene para compensar el calor no son suficientes, pudiendo ascender la temperatura hasta los 43ºC y teniendo lo lugar lo que se conoce como un golpe de calor.

El rápido y entrecortado jadeo unido a una respiración muy rápida y babeo abundante son los principales síntomas. En fase ya avanzada pueden aparecer los vómitos, siendo clave el tiempo que transcurre en este tipo de situaciones ya que los daños causados son proporcionales al tiempo que el perro se mantiene a esa alta temperatura.

Ante esta situación lo importante es bajar la temperatura del perro de forma inmediata, poniéndolo a la sombra o sumergiéndolo en agua. Una vez estabilizado, es necesario acudir inmediatamente a un veterinario para evaluar los posibles daños del animal.

Desde Armeria Climent hacemos un llamamiento a cuidar y proteger nuestros perros, especialmente en estas fechas de temperatura complicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>