Arma encasquillada (I)

Sin duda estamos ante uno de los contratiempos y averías más habituales en lo que al mundo de las armas se refiere.

Son varias las modalidades de interrupción que una pistola es capaz de sufrir durante una sesión de tiro, así como los motivos que las originan, tanto en entrenamiento como tiro real.

Principalmente, si se estudia su origen, se deben a fallos mecánicos del arma, fallos de alimentación y fallos de munición. Generalmente son provocadas por la munición, una mala alimentación del arma o mala expulsión de la vaina a causa de problemas en el cartucho.

La interrupción más sencilla de solucionar es la obturación incompleta, la cual se produce casi siempre que el tirador acompaña el carro o corredera en su recorrido de avance al tiempo de alimentar la recamara.

Cuando esto sucede, la recámara queda entreabierta y deja ver levemente, por la ventana de expulsión, la parte trasera del cartucho allí alojado. Para solucionarlo basta con dar un golpe brusco y seco sobre la parte trasera de la corredera.

Seguiremos hablando en próximas entregas sobre las armas encasquilladas, pero en Armería Climent estamos para ayudarte, no dudes en consultarnos y te atenderemos gustosamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>