Aprende a no desorientarte en el monte

Perderse en el monte en medio de una cacería es más normal de lo que podemos pensar en un primer momento. El perfecto conocimiento del terreno y la experiencia son factores que evitan desorientarse, pero no lo son todo. Un problema de salud, como un mareo momentáneo o incluso una caída pueden hacer que hasta el cazador más experimentado se desoriente en el monte y sea incapaz de volver con el resto de su grupo. Para que no nos ocurra algo similar, os damos unas claves que os ayudarán a no perderos en el monte:

Desde tiempo inmemoriales, los humanos nos hemos orientado por el Sol. Tan sólo tenemos que saber que sale por este y se pone por el oeste, y, en el caso de tenerlo, un reloj nos ayudará a encontrar la dirección.

Otro elemento que nos puede ayudar a encontrar el camino es el musgo. Si encontramos una roca musgosa, comprobaremos que el musgo siempre aparece orientado al norte.

También, un palo puede ser un gran aliado. Simplemente hemos de clavarlo en la tierra, marcar en el suelo la sombra que proyecta y pasados unos 15 minutos tendremos que repetir esta operación. La unión de ambos puntos con una línea nos indicará el este y el oeste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>